Las mejores camas para ni├▒os

Las mejores camas para ni├▒os

Camas para niños - Guía de compra, clasificación y pruebas

Cuando llegue el momento de separar a su hijo de su cuna, de tener su primera cama grande, elija el tipo adecuado para él. Esta es una decisión muy importante que no debe tomarse apresuradamente. Es importante que la cama grande de su hijo ofrezca el máximo confort para una noche de sueño reparador. Con el fin de ayudarle a encontrar el mejor modelo para su niño, hemos reunido algunos artículos cuya calidad probablemente le atraiga. Entre estos productos, está Wickey Crazy Hutty que es robusto, seguro y con un diseño sublime. Velinda 2 en 1 con barras es también uno de los modelos más vendidos por su hermoso diseño y su color gris. Luego se hace de madera, un material natural, ideal para los niños.

Guía de compra

Para que su hijo crezca bien, preste atención a la calidad de su sueño. De hecho, su desarrollo y bienestar están asociados a largas horas de descanso, ya sea por la noche o durante una siesta. Por eso la elección de la cama es fundamental. Para proporcionar un espacio cómodo y agradable para su angelito, aquí hay tres consejos que podrían ser útiles a la hora de comprar una cuna.
Ver más imágenes

La edad de su hijo

Normalmente, un niño es trasladado a una cama de matrimonio a la edad de 2 años, pero esto es aproximado y no preciso. Puedes ayudarte a ti mismo prestando atención a ciertos signos. Por ejemplo, tan pronto como tu angelito intente y aún así logre salir de la cuna, deberías pensar en cambiarlo. Si no sabes cómo y dónde comprar una nueva cuna, empieza con un modelo bajo para mayor seguridad. Siempre puedes cambiarlo más tarde.

De hecho, si se elige un modelo alto desde las primeras noches, hay un alto riesgo de caerse o salir. Optar por un modelo equipado con una barrera de cama para niños de 3 años para optimizar la seguridad de su niño o niña es también otra alternativa.

Tamaño y diseño

Cada niño tiene su propia manera de vivir este momento en el que tendrá que aprender a dormir solo. Mientras que algunos están felices de tener su propia habitación, otros encuentran más difícil adaptarse a un ambiente alejado de sus padres. Así que tienes que elegir un modelo que les haga querer dormir en él. Para facilitar su elección, no dude en leer sobre las mejores camas para niños en nuestra guía de compras. Allí encontrará mucha información sobre los diferentes tipos de camas que satisfacen las necesidades de cada niño.

Si tu cuarto del tesoro es lo suficientemente pequeño, busca un catre de niño con cajones, una litera, una maqueta o un entrepiso. Este tipo de camas son perfectas para ahorrar espacio. Utilice una herramienta de comparación de precios para encontrar un modelo que se ajuste a sus necesidades y a su presupuesto.

Una litera tiene mucho espacio de almacenamiento para los juguetes de su hijo. A menudo se puede separar en dos camas separadas. Pero recuerde, siempre elija un producto que cumpla con las normas de seguridad NF-en 747/1.

La cama evolutiva se recomienda si no quieres cambiar de modelo cada año. Tu angelito crecerá junto con la cama gracias a las partes que puedes añadir a medida que crezca. Es perfecto para ayudar a su bebé a no sentirse perdido durante la transición. Además, la cama progresiva tiene un colchón de resortes. Si te mueves mucho, opta por una cuna de coche o una cuna inflable.

El colchón

¿Cómo puedo comprar una cama para niños de mejor valor? Es simple, refiérase a su colchón. Es importante elegir uno que cumpla con las normas de seguridad actuales para garantizar un sueño tranquilo y seguro para su hijo pequeño. La mayoría de los colchones para niños están hechos de espuma. Se adaptan a todas las tecnologías y se fijan firmemente a la cama.

Además, tenga en cuenta el grosor del colchón. Normalmente tiene un grosor de 10 a 15 cm. Por lo tanto, debe elegir una cama cuyas dimensiones correspondan a esto. Debe encajar fácilmente en el somier. Los colchones normalmente están disponibles en tres tamaños diferentes: 60 x 120 cm, 70 x 140 cm o una cama para niños de 90 x 190 cm. Para garantizar la máxima seguridad de su hijo, elija un modelo de menor grosor.

La elección de la cama también debe tener en cuenta el somier. Esto es muy importante para optimizar el confort de tu pequeño ángel. Este equipo ofrece a su hijo un buen equilibrio para su espalda y su columna vertebral. También apoya el colchón y ayuda a ventilarlo.

¿Cómo mejorar una cama infantil incómoda?

Al igual que los adultos, a los niños también les gusta disfrutar de sus horas de sueño. ¿La cama de su hijo es incómoda? ¿Su hijo sufre de dolor de espalda cada vez que se despierta? Aquí está cómo mejorarlo y hacerlo más cómodo.

Recuerda comprobar el estado del colchón.

A menudo el colchón es la principal causa de dolor de espalda por la mañana. Así que si la cama de tu angelito no es muy cómoda, empieza por revisarla primero. ¿Es demasiado duro o demasiado blando? También es posible que la incomodidad sea causada por uno de los componentes de los materiales usados para hacer el colchón. Otra alternativa es que la cubierta necesita ser maquinada. Por lo tanto, recuerde lavarlo para darle más frescura. En cuanto al colchón, puedes, por ejemplo, añadir un somier debajo o comprar un cubrecolchón. Esto último le costará menos.

 

Comprar un nuevo colchón

Si el colchón se ha hundido o se ha vuelto plano y ya no ofrece la misma calidad de sueño que antes, es hora de comprar uno nuevo. Elija un modelo que no sea ni demasiado duro ni demasiado blando. Preste atención a la densidad y firmeza del artículo. Elija uno que esté diseñado con materiales naturales. Este tipo de colchón no contiene productos tóxicos.

Opte por un modelo de buena calidad que ofrezca el máximo confort a su hijo. Es mejor invertir en un colchón que garantice a su hijo una buena noche de sueño. Tiene una amplia elección en el mercado: un modelo en lana, espuma, látex natural... Además, compruebe que el grosor del modelo de su elección esté entre 10 y 15 cm. Entonces, debe ser adaptado al tamaño de la cama de su hijo. Y no te olvides de elegir una cubierta hecha de tela de calidad suave y sedosa.

Presta atención a la decoración del pesebre.

Para hacer la cama de su niño o niña más cómoda, considere el estado de los adornos. La calidad del edredón y de la funda de la almohada tiene un gran impacto en la comodidad del sueño de su hijo. La mala calidad del tejido puede afectar al bienestar de su hijo. Así que recuerde mantenerlo y limpiarlo regularmente.

Si tienes que comprar uno nuevo, elige uno de tela de algodón. El edredón y la funda de la almohada serán más suaves y agradables al tacto. Si es posible, elija una almohada fina y rectangular. Este tipo es más fácil y cómodo de colocar bajo el cuello. Ayuda a evitar crear un ángulo demasiado grande entre el tronco y la cabeza de tu pequeño ángel. El objetivo es evitar que levante el cuello.


Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las dimensiones de la cama de un niño?

Las dimensiones de la cama de un niño corresponden a las de la cama individual de un adulto, es decir, 90 x 190 cm. Al elegir el colchón, tendrás que tener en cuenta el peso de tu angelito. Sin embargo, el grosor del colchón debe ser menor que el de una cama de adulto. También tendrá que tener en cuenta el tamaño de la habitación, el espacio disponible y el nivel de comodidad que desea. Para un sueño cómodo y reparador, elija la cama según la morfología de su angelito.

¿Cómo se hace la cama de un niño?

Para construir una cuna, construye una base colocando las tablillas según las dimensiones del marco de la cama. Este último debe ser colocado encima teniendo en cuenta la altura de la cama. Atornille las tablillas para hacer el marco. Para consolidar el conjunto, pon una franja central en el medio. Luego, adjunte una vertical en cada extremo de la estructura. Cuando el marco esté hecho, recorte algunos tablones que luego fijará a la estructura para vestirla completamente. Termina el marco de la cama pegando dos tiras al marco y luego atornilla las tablas de madera desde el interior. Finalmente, pinte la cama en dos capas.

¿Cuál es el tamaño estándar de un catre?

Es importante elegir una cuna con cuidado para que no te equivoques de tamaño para tu angelito y te arriesgues a encontrarte en una mala situación. Puede que tengas que comprar uno nuevo. Esto te hará gastar más dinero. Como ya hemos visto abajo, una cama para niños tiene las mismas dimensiones que una cama individual para adultos. En Francia, el tamaño estándar es de 90 x 190 cm o 90 x 200 cm. La diferencia radica en su grosor. Para la cama de un niño, son 10 y 15 cm.

¿Cómo se organiza la habitación de un niño con una cama de cobertizo?

La ventaja de la cama de una cabaña es que permite ahorrar suficiente espacio de almacenamiento para no desordenar demasiado la superficie de la habitación. Ya puedes guardar algunas de las cosas de tu angelito en los cajones debajo de la cama. Entonces crea estantes en lo alto de la pared. No sólo ahorrará espacio, sino que también añadirá un toque decorativo a la habitación. Para alegrar la habitación, pongan colores vivos en la habitación coloreando, por ejemplo, los estantes con tonos cálidos. Estos son perfectos para dar la impresión de más espacio.

¿Cómo se organiza una habitación para niños con una litera?

Se puede instalar una litera en el medio de la habitación de su hijo, así como en el lateral. Puede aprovechar el espacio libre para instalar unidades de almacenamiento como un armario o cajones. Para más espacio, opte por estanterías que se pueden fijar a las paredes. Puedes guardar sus sábanas, libros, cuadernos o incluso su ropa en estos estantes. También puedes instalar cubos o cajas a los pies de la cama. Su hijo podrá guardar sus juguetes allí. Otro truco es montar un escritorio con cajones que pueda ser usado como lugar de trabajo y un armario.

¿Cómo se organiza un catre en una habitación pequeña?

Para un dormitorio pequeño, encontrarás fácilmente una cama que no es voluminosa, tiene un diseño y ahorra más espacio. Si opta por un modelo en relieve, puede utilizar la parte inferior para poner unidades de almacenamiento como un armario, cajones o una estantería. La cama del entresuelo está equipada con un escritorio muy práctico para guardar cuadernos y libros. El cajón de la cama o el modelo de anidación permite plegar el equipo cuando no se utiliza. Una cama de cobertizo también es una buena idea. Puedes guardar cosas debajo de la cama.

¿Cómo se guarda la parte inferior de un catre?

Hay consejos simples, rápidos y efectivos que le darán más espacio de almacenamiento. La primera y más simple es asegurarse de que la parte inferior de la cuna esté despejada. Descubrirá que una vez que se deshaga de todas las cosas que ya no necesita, la parte inferior de la cuna de su hijo será más clara. Luego puedes instalar cubos de plástico sobre ruedas o cajas de cartón que son muy prácticos y fáciles de limpiar. Estos pueden ser usados como espacio de almacenamiento debajo de la cuna. Puedes guardar tus sábanas allí. Los cajones también son una excelente opción. Su hijo puede poner sus cosas o juguetes favoritos en ellos.