Mejor fular portabeb├ęs

Mejor fular portabeb├ęs

Fular para llevar bebés - Guía de compra, clasificación y pruebas

Llevar cabestrillos fomenta el contacto del bebé con su madre o padre, especialmente durante sus primeros meses. Durante este período, los bebés necesitan el calor de sus padres para crecer y sentirse bien. En lo que respecta a este accesorio de puericultura, existen varias categorías en el mercado (cabestrillo, con o sin nudo u otro), cada una con varios modelos que se diferencian por su diseño, flexibilidad y tamaño. Para encontrar el mejor fular portabebés del mercado, también hay que probar el producto para ver si es fácil de usar o no, y si los materiales elegidos para su diseño son de calidad y garantizan su durabilidad. El calor corporal de los padres ayuda al bebé a crecer más rápido. Se tendrá que buscar un modelo poder apretar al pequeño contra la piel, pero también que tenga libertad de movimiento.

Guía de compra

Suele ser difícil saber cómo comprar un portabebés con una mejor relación calidad/precio, especialmente con la amplia gama de modelos sugeridos por los fabricantes. Si quiere llevar a su hijo en las mejores condiciones con la máxima comodidad, debe considerar ciertos criterios de selección. Nuestro consejo puede ser de gran ayuda a este respecto.

El tamaño

Antes de poner la mira en un artículo en particular, asegúrese de que es el tamaño adecuado para su hijo. Debería ser fácil para su hijo entrar y no sentirse muy apretado. Si está demasiado apretado para su bebé, tendrá dificultades para respirar correctamente e incluso podría ahogarse. Por otro lado, si es demasiado grande para él, puede caerse. También será difícil para su bebé ponerse cómodo.

En esta guía de compra de los mejores fulares portabebés, también debe tener en cuenta su tamaño. Si la talla no te queda bien, te será muy difícil ponértela. Además, la seguridad de su bebé se verá reducida.

Esto también depende en gran medida del tipo de nudo que se quiera hacer con el producto. Si requiere una pieza larga de su artículo, debe permitir una longitud extra.

Facilidad de uso y de plegado

Para saber dónde comprar un fular portabebés, primero debe considerar la facilidad de uso del producto. Se recomienda elegir un modelo fácil de poner y quitar para no perder tiempo y evitar el riesgo de desgarrarse. El accesorio también debe ser de un material que ofrezca buena comodidad y no se estire fácilmente. De lo contrario, no podrá sostener a su bebé adecuadamente y es probable que cause accidentes.

También es aconsejable elegir un artículo que sea fácil de doblar. Esto significa que no necesitarás mucho tiempo para hacerlo. Un espécimen que no sea demasiado grueso hará mejor el trabajo. Hará esta tarea mucho más fácil. Tampoco tendrá dificultad en almacenarlo cuando no lo esté usando.

Los materiales

Antes de hacer una comparación de precios, también debe considerar los materiales utilizados para hacer tu tela o fular portabebés. Las telas hechas de materiales naturales como el algodón son muy recomendables ya que ofrecen una mayor comodidad. Además, son ideales para la piel sensible, de ahí el caso del bebé. Durante las temporadas de invierno, es mejor elegir un modelo con un tejido que pueda proporcionar calor. De esta manera, su bebé siempre estará a una buena temperatura y no correrá el riesgo de resfriarse. Sin embargo, para las temporadas más cálidas, los productos más ligeros harán mejor el trabajo. Como resultado, tu pequeño siempre estará cómodo a pesar del alto nivel de calor.


¿Cómo se usa un fular portabebés para bebés?

El cabestrillo para bebés ya no es un extraño para la madre de hoy. Sin ella no podrías hacer nada y no sentirías los dos brazos al cargar un bebé todo el tiempo. Sólo que mucha gente no sabe en qué posiciones se puede poner, cómo ponerlo, hacer los nudos y quitarlo. Encontrará toda esta información en este artículo.

Primero ponte la envoltura antes de poner al bebé en ella.

A la mayoría de los padres les resulta difícil atar el envoltorio con un bebé dentro. Es más cómodo que se lo pongan antes y que le pongan el pequeño después.

Tranquilizar al pequeño con el portabebés

Varias situaciones cotidianas muestran la utilidad del portage. Por ejemplo, si vas de compras, llevar al bebé es mucho más conveniente tanto para la madre como para el niño en las tiendas. Frente a una gran multitud, el bebé puede estar irritado y sentirse ansioso. Por lo tanto, esta posición ayuda a tranquilizarla. Del lado de la madre, que tiene que empujar un carro al mismo tiempo, también es más fácil.

No te arriesgues a asfixiar al bebé en un cabestrillo

Tenga en cuenta que en una envoltura cruzada, es decir, en varias capas de tela, especialmente en verano, su hijo puede sentirse rápidamente acalambrado y morir de calor. Así que vistan a su hijo lo más ligeramente posible. En invierno, asegúrese de que su hijo esté bien cubierto de pies a cabeza en el envoltorio para que no se resfríe. No hay necesidad de ponerle un edredón. La ropa como en casa encajará perfectamente.

Atar de forma segura

Aquellos que temen que la bufanda se desenrede cuando les falta atención hacen bien en tomar precauciones. Ata el medio del envoltorio alrededor de tu cintura anudando los dos lados juntos en tu espalda y luego tira de ellos sobre tus hombros hacia el frente del envoltorio. Pasa las dos secciones entre la parte delantera y tu ropa cruzándolas y vuelve a atarlas. De esta manera ni usted ni su hijo corren peligro.

Llevar y amamantar al bebé al mismo tiempo

Este truco ahorra tiempo y evita que el bebé tenga demasiada hambre mientras tú cuelgas la ropa, por ejemplo. Para ello, simplemente atar la envoltura en modo de Cuna Sentada, que se considera más seguro.

Adaptar el anudado a la edad del bebé

Al nacer, recomendamos posiciones como la cuna. Por otro lado, cuando la manzana del ojo ha crecido un poco, alrededor de 4 meses de edad, se puede cambiar a posiciones como la cadera. El bebé no se sentirá confinado o atrapado en las capas de la envoltura.

Elija una posición de acuerdo con su comodidad y la de su hijo.

Las técnicas de anudado, así como las posiciones, son muchas. Sólo recuerda elegir según la edad del bebé y la situación. Las posiciones en la espalda o en el frente son las posiciones más comunes que se adoptan. Permiten una mayor libertad de movimiento, ideal para madres ocupadas.